martes, 17 de noviembre de 2015

Camino Natural Cacabelos-Quilós:
uniendo naturaleza e Historia

La región del Bierzo, al noreste de nuestra península, destaca por su agradable clima mediterráneo, sus frutas y verduras, sus vinos, pero también por su fantástico entorno natural y por los asentamientos romanos que tuvo hace centenares de años. En el blog de MUND os proponemos una ruta que conjuga estas dos vertientes, el encuentro con la naturaleza y el encuentro con la cultura. Se trata del Camino Natural Cacabelos-Quilós; después de que visitáramos La Hiruela hoy vamos hacia El Bierzo para recorrer el camino que separa estas dos localidades del norte, ¿nos acompañas?



Paseando a la vera de las vides

La ruta que nos ocupa tiene una extensión de 4,3 km. y puede realizarse en aproximadamente una hora. Es una ruta muy asequible, por lo que si no te has atrevido con otras de las escapadas que hemos propuesto en este blog, ésta puede ser muy adecuada para empezar. La ruta tiene un desnivel de subida de 30 m., no tiene desnivel de bajada y la dificultad en el desplazamiento y el esfuerzo que requiere son bajos. 



El paseo comienza en el bonito pueblo de Cacabelos (León), justo antes del puente sobre el río Cúa. Seguimos por un camino de hormigón con aspecto de madera que se extiende paralelo al río, a lo largo de una chopera. A unos 700 m. el camino gira hacia un cruce; allí se termina el suelo de hormigón y deberemos continuar hasta una rotonda, hacia la calle de la Edrada. Cruzamos la calle y seguimos en dirección norte por una larga recta hasta llegar a la carretera LE-712 y a un canal. Por el camino habremos dejado atrás un paisaje con viñedos típicos de la zona y con árboles autóctonos, como alcornoques, acebos y castaños que sirven para dar sombra al viajero.



Fin de la ruta y cita con la Historia

Llegaremos a un pequeño puente de madera que nos servirá para alcanzar una nueva rotonda; continuamos entonces por la carretera que conduce a Quilós. Por ella debe seguirse hasta llegar al pueblo, donde veremos arquitectura popular de la zona y huertas de cultivo. Alcanzamos una fuente y seguimos un poco más adelante hasta encontrar una última rotonda con una columna de piedra en el centro; es el final de este Camino Natural. Pero además del paseo y el paisaje, el camino nos reserva dos regalos finales: la posibilidad de visitar dos yacimientos romanos muy próximos entre sí. 



Uno es el yacimiento de la Edrada, al norte de Cacabelos. En él se encontraron la lápida INV Deibalus y un ara votiva dedicada a una diosa acuática prerromana (los dos actualmente en el Museo Arqueológico de Cacabelos, del cual te recomendamos su visita si eres amante de la Historia o la arqueología). El segundo yacimiento es el de Castro de Ventosa, junto a la carretera N-VI a la altura de Pieros. En él pueden verse restos de un poblado romano; además, destaca la muralla con torreones que rodeaba el recinto, aún conservada en su mayor parte. Se piensa que esta muralla data de la época romana del Bajo Imperio.




Fuentes Consultadas: magrama.gob.es
Fotografías 01 y 05: Jose Antonio Gil Martínez
Fotografía 02: Dani Latorre 
Fotografía 03: Mariabzz 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada